Prólogo de José Tcherkaski:

A modo de comentario breve

Le revolean los recuerdos como un mazo de truco en mesa grande. El "Pepe", el padre, le puso "Cartonazo" sin permiso y lo fue cargando por los arrabales de Junín. Pueblo chico, infierno grande.

El mocoso creció con el bandoneón colgado entre los dedos, enredados en los tangos de Mores, Salgán o Stampone. Todo un lujo - una lujuria -, un pecado de Dios entre los ojos del "Che pibe, tocate algo".

La vida pregunta poco y uno va creciendo como un árbol frente al río: húSmedo, frágil, acostumbrado al viento.

Un día - la fecha es asunto de memoriosos -, se bajó en Retiro y salió a ver de curioso la ciudad. No volvió más al Junín, para quedarse. Lo atrapó la noche y se metió de insolente en las Orquestas de Alfredo Gobbi, Mariano Mores, Horacio Salgán, Osvaldo Tarantino, Julián Plaza y Osvaldo Berlinghieri.
Capítulo aparte Atilio Stampone, que desde hace años, lo tiene en un rincón tocando el bandoneón y recorriendo el mundo.

Que tuteo extraño tiene la casualidad. El pibe - el hijo de Pepe -, el de Junín, caminó el instrumento por Serbia, La Opera de Roma, en Berlín, en New York, y así la cosa. El fuelle de "Cartonazo" se paseó el Tango por el mundo. No es pavada.

Ahora se montó en la imprudencia sin retorno: Escribió un libro. La tapa reza: Carlos Buono - "YO... YO SOY MÚSICO". En 160 páginas, recuerdos, historias que fue viviendo. Los asombros no mienten. En cada relato están los ojos que miran como ventanas las orillas de cada escenario. Mientras el fuelle murmura majestuoso: Vivir vale la pena.

Buono se reparte en 40 historias breves, que lo pintan de cuerpo entero.

José Tcherkaski


..........................................................................................................................................................................

Presentación: agosto en el Centro Cultural de la Cooperación de Buenos Aires.
Fecha a confirmar.













DISCOGRAFIA

BIOGRAFIA

AGENDA

PRENSA

VIDEOS

ESCUCHAR TEMAS

CONTACTO